domingo, 5 de octubre de 2008

mujeres, jazmines y un lobo


Las mujeres en todos lados se pusieron a bailar. Un ordenamiento lunar, o el olor de las flores de jazmín que florecían en las enredaderas de las pérgolas al borde del río que la tibiez de la noche que se expande lleva consigo. Llevaban el mismo ritmo en sus movimientos, y todas tenían la gracia del viento. Esa misma noche escuché el aullido del lobo de ciudad, aquél que ni me miró cuando me lo crucé, y todo se volvió tan irreal que creí que soñaba.



2 comentarios:

sixdemons dijo...

"It was the wolf in me,
When the world was cold,
It was the life I lived,
In the dark world below,
It was the wolf in me,
Crying and howling too,
I was crying for the hunt,
But I was hunting for you."

重新出發 dijo...

.
.
.
.
.
.
.
.
.