miércoles, 7 de enero de 2009

lluvia, una vez más

Una lluvia más, esas de verano que todo lo abarcan, todo lo perfuman con su humedad inevitable. Escuchá! el repiqueteo de las gotas incesantes tocando en una orquesta con mil matices tan antigua que me pregunto si recuerda como despertó a este mundo remolón.

Casi que oigo a las musas quejarse por su pelo recién mojado en el cuarto de al lado, susurrando al oído de ese pobre músico que hasta hoy no encontraba su canción.

"something in the way she moves..." y una abeja panza arriba interrumpe estos viejos acordes y la lluvia sin edad. Le extiendo mi birome para que se de vuelta. Se agarra, vuelve las patas sobre la mesa de madera oscura, pero la muy cabezona se empeña en morir ruidosamente en esta noche extrañamente fresca y cálida, tranquila y llena de melodías, solitaria con millares de presencias fugaces que se juntan en charquitos silenciosos esperando uqe mañana un alma infantil las agite en un chapoteo feliz e inocente. Y la abeja de a poco calla su aleteo zumbante contra la madera, y hace de su agonía un recuerdo fijo y tan finito como los días que me queden; vaya uno a saber por qué. Será mi agonía así de pregnante? espero al menos no tan molesto. La verdad que en una noche de tantas delicias me importa muy poco. Sólo faltan las gotas de perfume a libro añejado para hacer de ésta la más feliz de las noches. Un tinto quizás. La noche entera es perfecta en toda la plenitud de sus murmullos hipnotizantes. Adorada e idolatrada lluvia nocturna de verano, que trae realzado el olor a jazmín húmedo, que comparto de seguro con el lobo de ciudad que en algún lugar disfruta como yo de las gotas frescas y su ronroneo. Y algún IDIOTA prende la TV. IN-CRE-ÍBLE. No sabe acaso la herejía que comprende intentar callar el tamborileo del agua?? pobre mortal.

3 comentarios:

El CaMpiLLo dijo...

muy lindo tal cual death or glory
jajajajjaa sorry estaba escuchando the clash me encanto mucho
pts vaya a ver la tele y comoer en mconals


cletus...

bensonita dijo...

jajaja, la tele cuando hace mucho calor y no hay ganas de moverse con el sol afuera amaenazando. McDonalds nunca....

Once in Motion dijo...

La verdad es que los idiotas siempre necesitaremos de un alma sencible para ver y apreciar los pequeños espacios de tiempo que grabarán un momento inolvidable en nuestra memoria...no me acuerdo que pelicula pasaban en ese día, pero gracias a vos recuerdo el aroma a jazmín y el torrente de gotas que acariciaban las chapas del techo...y no lo olvidaré jamás. Provemos nuevamente un día de lluvia liberar la imaginación, eso si, antes de que comience a llover, por las dudas de cometer otra idiotez, voy a cortar la luz.