miércoles, 18 de abril de 2007

Singing in the rain

Mierda que llovió!!! y por esta zona, sólo cayeron baldazos durante 10 minutos (esos mismos que tardé en chapotear desde la puerta del edificio a la parada de colectivo). Es increíble!! siempre me pasa lo mismo. Pero bueno, el "mal tiempo" a mí me trae la mejor de las caras.

Admitámoslo, quién no adora la lluvia? Muchos laodiamos a veces, pero es exclusivamente circunstancial. Nos empapa las entregas del día siguiente, nos deja como panteras rosas salidas de avarropas antes de una entrevista o una cena prometedora... miles de cosas. Pero quién no espera ansioso la lluvia un domingo a la mañana para no salir de la cama? o para ver pelis en el calorcito del hogar con buena compañía?? o la lluvia de verano, esa que llega como bombuchas en carnaval. Es buenísimo!! andar descalzo en el pasto mojado, en medio de la lluvia. O sair a pasear un día de lluvia, sin apuros, sin miedo al agua. Es hasta gracioso ver ocmo la gente parece ser una masa de hormigas apuradas porque un nene con traviesa maldad les pateó el hormiguero.

Qué beso es más lindo que el beso mojado de lluvia?? o la sensación de esar sequito en tu casa con ropa recién mudada, cómoda y una taza de algo calentito cuando el pelo aún no deja que las gotas de cielo lo abandonen. Es eso, esas cosas de la lluvia. La lluvia no lastima tanto como el sol. El sol mata gente, seca vida, incendia bosques secos... La lluvia trae vida, alegría, limpia el aire, riega el campo, hace crecer las cosas, lava todo. A veces se excede y el suelo ya no puede recibirla y se amontona en la puerta. Pero tambièn hay que admitir que eso es mucho culpa de nuestros diques y ciudades, nuestras "superestructuras", emprendimientos más que faraónicos... (al pedo, si me permiten la grosería).

En fin, la lluvia hace todo eso y algo muy particular pasa con los sentidos. Los aromas parecen más nítidos y los colores chillan relucientes. Todo està saturado en colores llenos de vida, opacando el ollín y del concreto diario. Y el paso recièn cortado en nubes de humedad, y el olor a lluvia... cómo se describe?? igual todos conocemos el olor a lluvia, aunque difiera enormemente uno de otro, pero cada uno tiene su propio olor a lluvia. Se podría decir que la lluvia tiene atención personalizada. jaja

En fin, a mí la lluvia me cae re bien (y por lo general de arriba hacia abajo). Redimo a la lluvia de taxistas enojados y señoras coquetas y fanàticamente bien peinadas. Viva la lluvia!

3 comentarios:

BENSON dijo...

Me encantó, y no porque sea tu papá. Comparto ciento por ciento, los olores y sensaciones de la lluvia... le agregaria los lugares ... no es lo mismo la lluvia en Buenos Aires que en Posadas, ni en Zarate que en Caraguatay, tampoco son iguales la de la madrugada que la del anochecer, son tan distintas !...

bensonita dijo...

y no olvidemos la lluvia en caminos arcillosos en el medio de la nada, entre manadas de vacas y sus gauchos profetas!!! jaja
gracias!

Florencia Benson dijo...

Y te olvidás de los furiosos remolinos de viento, esos que casi te levantan por el aire y se te meten en los huesos... Y también de los relámpagos, reflejados en las nubes tan oscuras... es interesante ver la forma que toman las luces cuando llueve... http://www.flickr.com/photos/7761620@N07/sets/72157600066230350/