martes, 16 de octubre de 2007

Canta y no llores

A veces lloran los ángeles, a veces te encontrás con una mirada triste en el colectivo, a veces llora el techo de un hogar. A veces no se sabe cómo seguir y no hay deseo más fuerte que el que grita que el mundo se apague. Pero todo pasa, y eso también pasará. Sonreir a la lluvia que enfadó e hirió, y a chapotear como nenes en las heridas de la vereda. A veces reirle al trágico lo convierte en una simple mala racha hasta que es un recuerdo que alguna vez goteó. Y mirá, el sol salió :D

(Y a veces la gente escribe cosas grasas en los blogs)

3 comentarios:

bnsn_wifi dijo...

Siempre que llovió, paró.
(popular)
Aunque no lo veamos, el sol siempre está.
(marilina ross)
Caundo el carro arranca, los melones se acomodan.
(Yo, y moria casán)

agus dijo...

Què lindo! pero que cosa que cada vez q se escribe con poesía se catalogue como grasa. Si Neruda se hubiese preocupado por no ser un grasa, o cualquier otro, no tendríamos nada. Que la cultura popular no nos prive! Es un placer leer algo verdadero y profundo, pero poder escribirlo deberìa ser todavia más.

Florencia Benson dijo...

De acuerdo con Agus, 100%!! Es la entrada que más me impactó, te digo... es fulminante, Anit. Seguí, seguí por acá que vas bien.